Entramos en la recta final y nos situamos en la última semana de campamento. Pero aun no hay que ponerse triste ya que la diversión no ha terminado y tenemos muchas actividades planeadas hasta el último día.