La espera ha terminado y ya nos encontramos inmersos en el Summer Camp. El esfuerzo y la organización ha merecido la pena y desde el primer momento hemos visto como los nervios y la vergüenza de los más peques han dado paso a la diversión y la soltura. Estamos muy contentos de que los niños hayan encajado a la perfección con sus compañeros y se diviertan tanto con las actividades.

 

 

En el blog podeis seguir todas las noticias que subiremos en las que disfrutaremos juntos de la experiencia.